lunes, 24 de marzo de 2014

Mesita de té blanca.





                                                   Fue un regalo y la verdad es que en aquel momento


                                                   gustó a la interesada,pero con el paso de los años


                                                   ya no pegaba ni con  cola con la decoración de la casa.



                     














Después de consultar a la otra mitad del blog


decidimos que lo mejor era vestirla de blanco.


Manos a la obra,horas y capas de pintura


lograron dejarla así.Ahora le espera una segunda


vida,además le vemos muchas posibilidades.











Así era antes,no es que fuera fea,pero


desentonaba bastante.






Esperamos que a vosotras os guste también.


Pensábamos hacer las fotos con el solecito


acompañándonos,pero al final la llovizna nos


llevó a este rincón.





















Gracias por llegar hasta aquí y acompañarnos


en cada entrada.Vosotras sois una parte muy importante 


de este blog.









Os mandamos muchos besos y os deseamos


una feliz semana.





ADÉU