Seguidores

jueves, 6 de octubre de 2016

Colgantes de ganchillo

                                                             

                                                           Esta vez hemos traspasado la frontera #ylosabemos.



                                                      Una cosa es reciclar un tapón,un retazo de madera,un bote....







                                                     Pero llegar hasta esa anilla anodina que habita justo

                                                     debajo del tapón de la garrafa de agua,siiii.Esa anillla flexible

                                                     llena de pinchos,insignificante,eso chicas,roza el límite del

                                                                                   delito a nuestro entender.












                                                                Ha sido in extremis y porque en ese momento 

                                                       ni siquiera podíamos acudir a los socorridos Asian  Shop,

                                                      que seguro tenían a la parienta genérica de dicha anilla.











                                                      Pero cuando decidimos realizar estos adornos,en horarios

                                               intempestivos solamente pudimos tirar de tal ilustre complemento.







                                            Pero en su favor podemos decir que es fácil de trabajar y maleable.








                                              Que le ponemos un hilo gordito,queda más grande,si es más 

                                                              finito queda más recogido el resultado.











                                               En fin que estamos pensando que otra cosa más que vamos 

                                               a atesorar.Además el plus de la ligereza no se lo quita nadie.




                                               Y el resultado final puede tener tantas versiones como colores o

                                                                               abalorios le pongamos. 




                                                           Amenazamos con volver más adelante con otras

                                                                    de motivos navideños,ahí lo dejamos.


                                                   E instaurarlas como deporte pasional,anillinplasting...



                                                   Y vosotras ¿en qué momento os disteis cuenta de que

                                        habíais traspasado la frontera? Contadnos,jijiji. No valen hojas secas!


                                                                Con todo esto casi llegamos al FIN.




                                                                 Y nos enlazamos con Marcela.

                                               Muchas gracias por ser cómplices de esta locura

                                                               virtual,nos encanta que estéis ahí.


                                                                               ADÉU