viernes, 31 de octubre de 2014

Silla y cartel por menos de un euro!!




                         

                                          A veces comentamos que con dos cosas le damos un aire nuevo

                                          a cualquier objeto.Hoy es uno de esos días que con dos servilletas

                                          lo hemos hecho,y si no atentas.....a la silla y el cartel.


 









                                                Os acordáis del escay? Si chicas,ese pariente humilde de la piel,

                                                que tan de moda estuvo en nuestra infancia.Y la vuestra casi

                                                seguro también,jijiji!













                                                          De lejos podía parecer piel,para un ojo no educado,pero en

                                                          cuanto te acercabas un poco ya le veías algo sospechoso.









                                                         La prueba definitiva era al sentarte,ahí ya no había dudas.









               
               
                                                     Cuando sentabas tus tiernas asentaderas (y sobre todo

                                                 en verano) en esas sillas,el contacto de "tu piel"con "aquello" hacia

                                                    que  se  produjera un fenómeno natural comparable a unas cataratas!!


                   




       


                                                 Las del Niágara o Iguazú  se quedaban cortas,menudo caudal se

                                                                               formaba......










                                       Eso en el mejor de los casos porque en el peor cuando te levantabas

                                       te quedabas con la silla pegada a tus posaderas,corriendo peligro

                                      de dejarlas en carne viva al intentar despegarlas.Aiiiiiiii!!!











                                                      Pues eso,que en casa de nuestros padres rescatamos una de

                                                      esas sillas.Habíamos visto unas de diseño con una bella

                                                      flor y decidimos hacer nuestra versión.La cosa empezó bien,

                                                      pero tomó unos derroteros que casi mejor os ahorramos.








                                                         Después de dos capas de imprimación,y dejada por descuido

                                                        al sol,ahí se formó un engrudo de dimensiones monumentales.

                                                        Después de solucionarlo a base de capas finas de pintura,faltaba

                                                        seleccionar la servilleta oportuna,ojalá lo hubiéramos pensado

                                                        con antelación y hubiéramos elegido entre las de Lucia.Al

                                                        final nos decidimos por ésta y así quedó.

                                   








                                                       Con el cartel la cosa fue bastante más fluida.Las letras son de

                                                       cartón de cereales,dos capas pegadas y recortadas.Luego

                                                       aplicamos el decoupage.

                                                 






     
     

                                                    Pegadas a un trozo de madera pintada de blanco y envejecido

                                                    todo el conjunto.Ideal.Estos dos trabajos nos habrán costado

                                                    40 céntimos.Baratísimos!! Se van directos al finde de Marcela

 









                                                                     Queremos agradecer a Paqui Galán

                                                     por el premio que nos ha otorgado.Si no la conocéis pasaos

                                                     por su blog,donde además de ver preciosos trabajos en patchwork

                                                     podemos aprender a cocinar.Ella es encantadora y una

                                                     chica solidaria.Muchas gracias Paqui.




                                                                                     












               
                 
                                                                       Esperamos que disfrutéis del fin de semana.

                                                              Os agradecemos infinito vuestras visitas y comentarios.

                                                       Siempre nos ayudan a mejorar y nos demuestran vuestro cariño.

                                       

                                                                                             ADÉU